Instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos

¡Solicita más información sobre tu punto de recarga!

En el mercado, existen distintos puntos de recarga, que dependerán de las necesidades del consumidor. ¿Qué considerar para hacer la instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos?

SOLICITA PRESUPUESTO

 Completa el formulario para más información

Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Puede ver información detallada en nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad.

¿Cuál es el mejor dispositivo de recarga?

Normalmente, si el punto solo es para uso privado, se instala un cargador lento. De este modo, se utiliza la misma energía que se tiene contratada para el resto de la casa, y no hay necesidad de ampliar la potencia estipulada en el contrato.

En cambio, si la carga debe hacerse en el mínimo tiempo posible (como ocurre en el trabajo o al realizar las compras), los puntos deben suministrar la energía más rápidamente. Es difícil aconsejar, genéricamente, un modelo de cargador sobre otro. La instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos ha de enfocarse al usuario. Está claro es que, a una mayor capacidad de la carga, un mayor rendimiento tendrá el punto de recarga.

Los diferentes tipos de puntos de recarga

El cliente puede elegir entre varios tipos de recarga.

  • Recarga convencional: Es el tipo más empleado en el ámbito doméstico. El punto de recarga utiliza la intensidad y el voltaje ya estipulados en el contrato, que normalmente suelen ser de 16 amperios y 230 voltios. Esto implica que la potencia eléctrica que se genera sea de 3,7 kW. Normalmente, tarda ocho horas en cargar un coche.
  • Recarga semirrápida: En este caso, el coche podría tardar en tener llena la batería de una a tres horas. Los valores se tienden a situar en 32 amperios y 230 VAC, con una potencia entre los 7,4 kW y los 22 kW. Resulta, por tanto, ideal en zonas donde el coche va a estar poco tiempo estacionado.
  • Recarga rápida: Los puntos con este tipo de recarga utilizan tanto la corriente alterna como la continua. La potencia de salida puede ir desde los 30 kW hasta los 50 kW. Hacer la carga completa puede llevar menos de media hora.
  • Recarga ultrarrápida: Es ideal para las gasolineras, pues solo se emplea cinco minutos para cargar la batería del coche. Los equipos de recarga ultrarrápida emiten una potencia de salida superior a 150 kW.

El precio de instalar un punto de recarga

El precio que supone la instalación de estos puntos de recarga varía según el modelo del coche a cargar y el tipo de batería. Suele costar 1000 euros, incluida la mano de obra. El precio aumentará si se desea una mayor rapidez y potencia de carga. No obstante, siempre se ha de pensar a largo plazo, pues este tipo de inversiones se suele rentabilizar.

¿Por qué elegir a TCV Energía para la instalación de puntos de recarga?

En TCV Energía, estamos especializados en estos trabajos. Acumulamos varias décadas de trayectoria y garantizamos un asesoramiento completo. Realizamos desde el estudio técnico hasta el financiero. Nuestro personal está ampliamente cualificado para llevar a cabo la instalación y se ajustará a las necesidades de la vivienda. Elaboramos un presupuesto sin compromiso. Llámanos cuando quieras para solicitar la instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos.