¿es rentable comprar un coche eléctrico?

¿Merece la pena comprar un coche eléctrico?

En la actualidad, debido a los incrementos de costes en la electricidad y el carburante, son muchos los que nos planteamos si merece la pena comprar un coche eléctrico. Para dar respuesta a esta pregunta, debemos valorar las ventajas y los inconvenientes de adquirir un coche de tal magnitud, además de su rentabilidad.

¿Es rentable adquirir un coche eléctrico?

Para ponderar su rentabilidad, es necesario que tengamos en cuenta algunos factores, entre los que se encuentran los siguientes:

  • Precio. El coste de los coches eléctricos suele ser más elevado que el de los tradicionales de combustible, rondando su diferencia entre 5000 y 15 000 euros adicionales. Hemos de tener en cuenta que en la actualidad existen ayudas y subvenciones proporcionadas por el Plan Moves III para comprar vehículos eléctricos, dotando de ayudas de hasta 7000 euros para adquirir modelos de estas características.
  • Recarga. Adquirir un coche de esta clase va a contribuir a que instalemos un punto de recarga en nuestro hogar con suministro de energía eléctrica. Con el precio actual de la gasolina y del diésel, resulta evidente que la energía es mucho más barata, revelándose como un atractivo para el mercado, ya que hay tarifas en las que el precio del kW no llega a superar los 0,03 céntimos, por lo que, a la larga, supone un ahorro muy considerable.
  • Mantenimiento. Esta es una de las grandes ventajas que presentan estos coches, dado que resulta mucho más rentable su mantenimiento que el de los convencionales. Estos vehículos prescinden de muchos componentes que suelen tener un coste elevado, por lo que, en cuanto a mantenimiento, hay una reducción de gastos muy considerables, pudiendo suponer un ahorro de hasta el 50 % frente a un coche de diésel o gasolina.
  • Revisión ITV. Estos automóviles no cuentan con una revisión de ITV. Tan solo tendrán que pasar una a los cuatro años de ser matriculados por primera vez, cada dos años hasta alcanzar los 10 y una cada año cuando pasen los 10 años del vehículo.
  • Autonomía del coche. Antes de comprarlo, deberemos estudiar bien el modelo y conocer su autonomía, puesto que este es el principal factor que nos da miedo. Sin embargo, existen modelos en los mercados actuales con autonomía de hasta 600 km, por lo que no deberían darnos ningún reparo.

Una vez conocidos los principales factores a tener en cuenta a la hora de elegir un coche eléctrico, estamos seguros de que tomarás la decisión más acertada basándose en tus requerimientos. En TCV somos expertos en la instalación y el suministro de puntos de recarga para coches eléctricos, independientemente del lugar donde se encuentren. Todavía estás a tiempo de sumarte a lo eléctrico. No dudes en contactar con nosotros.

Sin comentarios

Añadir un comentario