coste de recargar un coche eléctrico

El coste de recargar un coche electrico

Los coches eléctricos se están posicionando como una de las grandes alternativas que debes tener en cuenta si no quieres seguir usando un vehículo de combustión tradicional. No obstante, uno de los principales contratiempos de este tipo de opciones es el coste de recargar un coche eléctrico . En este post queremos explicarte todo lo que necesitas saber para evitar problemas de batería.

Cuánto cuesta recargar un coche eléctrico

Repostar un coche de gasolina o de diésel puede ser muy variable, ya que el precio del carburante varía con el paso de los días. Sin embargo, aún resulta más complicado establecer un precio medio para recargar un coche eléctrico. Una de las principales opciones que tienes a tu disposición es instalar un cargador en el garaje.

Es, sin duda, la opción más cómoda porque evitarás tener que ir a buscar un cargador público. La instalación de un punto de recarga, ya sea en tu garaje privado o comunitario, puede oscilar entre los 1000 y los 2000 euros. Una vez has completado este proceso, hay que tener en cuenta el coste de la luz que también puede ser muy cambiante en función de si cuentas con un contrato de mercado libre o uno regulado.

Las tarifas rondan entre los 11 céntimos el Kw/h en los períodos valle, hasta los 25 céntimos en los períodos punta. En este sentido, siempre recomendamos que lo dejes cargando por la noche, ya que es cuando la luz es más barata. Para calcular el coste total debes tener en cuenta otros factores, como la potencia que tienes contratada con tu distribuidora de electricidad y la capacidad de batería que tenga tu vehículo.

Electrolineras o zonas públicas

Además de cargarlo en casa, también existen otras opciones que podemos explorar, como las electrolineras o las zonas públicas. En este caso, el precio también puede ser muy variable. Puedes llegar a encontrar alternativas gratuitas como los cargadores en supermercados, hoteles o restaurantes. Sin embargo, el tiempo de carga también puede resultar más elevado, por lo que, en función de la batería que requieras, puede llegar a ser contraproducente.

En otros casos, los cargadores públicos tienen una velocidad más elevada, pero su coste oscila entre los 20 y los 50 céntimos. Para ponerte un ejemplo, si el vehículo tuviera una capacidad de 40 kwH, el precio final rondaría entre los 8 y los 20 euros la carga completa. Finalmente, puedes optar por las electrolineras, cuyo precio puede ir desde los 15 hasta los 79 céntimos. Sin duda, al igual que ocurre con los coches de combustión, el tiempo de recarga puede llegar a ser muy inconstante.

Como conclusión podemos destacar que el coste de recargar un coche electrico es uno de los factores más importantes si estamos planeando comprar un vehículo de este tipo.

Sin comentarios

Añadir un comentario